L'Amo Aubocassa
Botella vidrio 500 ml.

16,50 € (IVA inc.)

  • 1 botella 16,50 € / unidad
  • 6 botellas 15,50 € / unidad
  • 12 botellas 14,50 € / unidad

Aceite de oliva virgen extra sin filtrar de color amarillo verdoso con bastante tonalidad. Olor de gran intensidad y transparencia, recordando al lentisco, las matas y las hierbas de los lindes de los caminos.
Este aceite de oliva virgen de Manacor (Baleares) es un multivarietal de arbequina y picual mallorquín.

Clase:
Aceite de Oliva Virgen extra
Variedad:
arbequina , picual
Cultivo:
Tradicional
Zona:
Mallorca
D.O.:
Oli de Mallorca
Frutado:
intenso
Dulce:
intenso
Amargo:
ligero
Picante:
medio
Nariz:
hoja verde
tomatera
alcachofa
Boca:
Es amable y sedoso con un cierto amargor que recuerda a las plantas que aparecían en la nariz, alcachofa, espinaca y berro. Un ligero picor remata un aceite increíble, con carácter, raza y elegancia.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu comentario

L'Amo Aubocassa - Botella vidrio 500 ml.

L'Amo Aubocassa - Botella vidrio 500 ml.

Escribe tu comentario

Productos relacionados

Información de la marca

Bodegas Roda SA

AUBOCASSA 

La finca Aubocassa (Albocasser) está en Mallorca (Islas Baleares) en el término de Manacor, al este de la isla, uno de los pocos lugares donde el sabor de la Mallorca agraria ha sabido perdurar a lo largo del tiempo.
Es una antigua heredad, ya citada en los documentos del s. XII en la que el paso de la historia ha ido dejando muestra de los distintos cultivos que han forjado el campo mallorquín. Los ullastres son testimonio inequívoco de su pasado oleícola; el celler nos habla de su esplendor vitícola; los corrales y la frondosa pleta de sesteo recuerdan su época ganadera; las antiguas cisternas de acumulación de agua de lluvia indican la filosofía de aprovechamiento del Mediterráneo; y los almendros, higueras y algarrobos son el sello agrícola del s. XIX y XX.

La pequeña iglesia de la finca ha sido testigo de esta evolución y preside junto a sus dos cipreses, el resurgir de los olivares y de un aceite insospechado.

Los suelos son calizos, formados por un hojaldre de lastras horizontales que guardan entre sí acumulaciones de arcillas fértiles. Las raíces aprovechan las fisuras para atravesar las lastras y exploran con avidez los sucesivos pisos.
L'AMO
Sebastià Portell Bover fué durante 37 años l'AMO (el "dueño" en castellano) de la finca. Cuando llegarón a Mallorca, comprendieron que gracias a su buen hacer toda una tradición se había preservado. Este aceite es un homenaje a l'AMO, a la persona que trabaja y cultiva los olivares y se siente vínculado con la tierra.